Nuestro Universo

joyeria_01Nuestra joyería está situada en la Calle de la Paz número 4 en la ciudad de Valencia. El edificio, construido en 1898, constituye uno de los pocos ejemplos de arquitectura neo mozárabe de Valencia y está inspirado en el palacio de la Alhambra.

La Calle de la Paz se edificó gracias al apoyo de las familias ilustradas de finales del siglo XIX. Cada una de ellas, le encargó a su arquitecto de confianza la construcción de un edificio emblemático en dicha vía. En nuestro caso fue la familia Caymon cuyo cabeza de familia era diputado de las Cortes y un gran ilustrado de la época.

Posteriormente el edificio albergó la Real Sociedad de Tiro Pichón, asociación de caballeros cazadores fundada en 1915. Pese a que esta situación duró hasta 1975 tuvo varias interrupciones íntimamente relacionadas con la historia de España: durante un mes de la Guerra Civil fue sede del Congreso de Escritores contra el Fascismo, liderada por Octavio Paz y posteriormente sede de la Federación Anarquista Ibérica (FAI).

joyeria_05

Tras la finalización de la Guerra Civil, vuelve a estar bajo el dominio de la Real Sociedad de Tiro Pichón que lo convierte en un casino. Curiosamente es de los pocos casinos que sigue activo durante el gobierno de Franco.

En 1975 La Real Sociedad de Tiro Pichón se ve obligada a refinanciarse y vende el edificio al padre de nuestro actual diseñador, Don Paco Gracia Polo.

En 1992 Don Paco Gracia Polo traslada su joyería y taller del número 24 de la Calle la Paz al número 4 y asume la dirección de la misma su hijo, Vicente Gracia. Dada su juventud, realiza un planteamiento muy novedoso en la época utilizando el espacio de la joyería para hacer exposiciones a la vez que se venden joyas. Es el inicio de la combinación perfecta que albergan todas las piezas de Vicente Gracia hasta hoy: la joyería vista a través de nuestra cultura e historia.

Además convierte su taller en el pilar fundamental del negocio y la artesanía de las piezas sigue siendo hoy una de sus señas de identidad más importantes.

joyeria_03

Actualmente, la Joyería Vicente Gracia ocupa la planta principal del edificio, al que se accede a tras cruzar una pequeña puerta cubierta por azulejos de colores y subir una escalera que cruje bajo los pasos de visitantes, clientes y curiosos. Dicen que fue la última pieza de Caoba que salió de Cuba antes del inicio de la guerra. Y se entra en el pequeño jardín secreto de Vicente Gracia, donde las cortinas de teatro, una nube de incienso de los diferentes rincones del mundo y la música andalusí y mozárabe nos trasladan al mundo mágico de la joyería de Vicente.